Como si lidiar con el tema del descenso no fuera suficiente, la directiva del Puebla tiene un nuevo problema, ya que Ricardo Henaine, ex propietario del club, recibió la confirmación de la propiedad de las últimas dos marcas, de las cinco que peleaba.

Con ello, el equipo no podrá seguir llamándose Puebla F.C., como está registrado actualmente en la Liga MX y aunque el escudo que utilizaron este torneo era con un diseño distinto al de años anteriores, mismo que pertenece a Henaine, también deberá ser modificado porque dice “Club Puebla”, mote que igualmente es propiedad del mencionado empresario.

 Desde meses atrás, Henaine había ganado la sentencia por la propiedad del escudo. Además, ahora presume la totalidad de los sobrenombres, como Ponte la Franja, Club de Futbol Puebla FC, La Franja Puebla Futbol, La Franja, Camoteros y Camoteros del Puebla.

 

La disputa con todo lo relacionado a la imagen del club comenzó desde diciembre del 2015, cuando la familia López Chargoy se negó a pagar regalías por usar el nombre y sobrenombres del equipo, así como el escudo.

Tras varios meses de juicio, en mayo de este 2017 la familia Chargoy había logrado recuperar el nombre y el escudo original del conjunto poblano; sin embargo, tras una serie de amparos, Henaine habría recibido sentencia definitiva para recuperar los motes y el logo del club.

Pero ya que Ricardo Henaine registró todo lo anterior ante el IMPI (Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial) por lo que este lunes consiguió el fallo de dicha sentencia.

“El IMPI avala que el dueño absoluto de las marcas que están explotando los señores López Chargoy no es de ellos sino del señor Ricardo Henaine. Eso es todo”, aseguró el propio Henaine a Mediotiempo.

“Las marcas siempre han sido mías, lo que sucede es que en un lapso de tiempo las marcas tenían un proceso que se tenía que hacer y que hoy en día ya está hecho”.

Lee también   “La presión es para América”: Palacios

Esa última confirmación se hizo pública este lunes, poco antes de que el presidente de la Liga MX, Enrique Bonilla, informara en conferencia de prensa, que el equipo poblano fue vendido por Carlos López Chargoy a un grupo de inversionistas del estado.

 Por ello, Henaine aseguró que el problema lo heredarán los nuevos propietarios, en caso de que la asamblea de dueños de primera división acepte la propuesta de los nuevos inversionistas para que funjan como tales a partir del verano de 2018.

“Si van a vender el equipo tiene un grave problema el que lo compre, porque van a heredar toda la mala forma que ellos utilizaron. Si tuvieron un acuerdo, los empresarios poblanos que no conozco tendrán que tomar la responsabilidad de haber comprado un equipo que ni el nombre ni la marca es de ellos y yo procederé legalmente, a que desde que vendí la sociedad anónima que es “Futbol Soccer S.A de C.V”, es que no van a poder hacer uso de esto, es como si mañana compras una fábrica de refrescos, pero el nombre es Coca Cola y yo solamente te vendí la fábrica, obviamente, las máquinas, no el nombre”, comentó en la charla telefónica.

Pues esta grave el asunto, hasta pareciera que llevan un guión de la famosa serie de NETFLIX, pero en lo que son peras o manzanas ojalá que la afición siga apoyando sin importar el nombre pero sobre todo, que el equipo les responda salvándose del descenso.