Fidel Kuri está hablando fuerte, declaró lo que hubo detrás de la transferencia de Furch, le dijo de todo a Irarragorri

Todo parece indicar que Fidel Kuri no podrá quedarse con los Tiburones Rojos del Veracruz. «La mafia del poder de la federación», así les llama, lo quieren fuera.

Fidel Kuri está hablando fuerte, declaró lo que hubo detrás de la transferencia de Furch, le dijo de todo a Irarragorri
Fidel Kuri está hablando fuerte, declaró lo que hubo detrás de la transferencia de Furch, le dijo de todo a Irarragorri

Al parecer Kuri está dispuesto a irse, pero no sin antes raspar a tanta gente como pueda de las altas esferas del futbol mexicano.

En un audio expuesto en el blog «Espacio Tiburón», el presidente de los escualos habló fuerte de Alejandro Irarragorri, quién se dice, es el principal inversionista que suena para quedarse con el equipo del puerto y llevárselo a Tampico.

Fidel Kuri dice en el audio que, el presidente de Santos Laguna es un hombre sin palabra, que le mandó el primer pago por Julio Furch, pero que el resto que se hizo con activos (jugador), no cumplió como debería.

Fredy Hinestroza fue utilizado como parte de la transferencia de Furch a Torreón. «Hinestroza venía lesionado y se me comunique con Irarragorri para comentarle. Me dijo que no me preocupara, que el pagaba su sueldo y que no estaba lastimado», declara Kuri.

Y profundiza en el tema mencionando que el jugador si estaba lastimado, que se le hicieron los estudios pertinentes y que Irarragorri nunca pago el sueldo del jugador como quedó.

También dijo Kuri que lo encaró en el draft de Cancún, y que el presidente de Santos le dio su palabra de pagarle a Hinestroza o arreglar el tema. «Te lo pago o te lo cambio, su cantaleta de siempre…es un encantador de serpientes».

Lee también   Marco Fabián volvió a ser titular con Frankfurt

Fidel señala que Alejandro Irarragorri decidió llevar el caso a la Federación, aprovechándose que es consentido de ‘la mafia del poder’ de la FMF. Agregó que ganó la controversia gracias a que su hijo asistió a atenderla.

«A mi nunca me hubiera ganado», sentenció Kuri.