Ni la FMF (Federación Mexicana de Fútbol) es capaz de tratar de apelar una sanción tan evidente como la que pesa sobre el seleccionador nacional mexicano, el colombiano Juan Carlos Osorio. El estratega cafetero fue suspendido por parte de la FIFA con seis encuentros como castigo a los insultos y reclamos airados que espetó durante el partido por las semifinales entre el Tri y Alemania, para con el cuarto árbitro.

Osorio además fue multado con poco más de cinco mil dólares (unos de 100.000 pesos), monto que no afecta a la FMF pues es el DT quien debe cancelar la multa.

El entrenador ya cumplió con dos encuentros del castigo en los enfrentamientos de México ante El Salvador y Jamaica por la primera fase de la Copa de Oro.

“Tras haber llevado a cabo un análisis detenido de la situación, se ha decidido no apelar la suspensión impuesta a Juan Carlos Osorio”, anunció la FMF el pasado día viernes en un comunicado difundido a toda la prensa y replicado en el sitio wb y redes sociales del ente.

Aunque no tiene permitido estar en el banquillo durante los encuentros, Osorio ha presenciado los partidos de México en la Copa de Oro desde las tribunas.

México superó 3-1 a El Salvador y empató sin goles ante Jamaica. Su próximo partido es el domingo ante Curazao, informó AP.

Osorio no podrá dirigir en toda la Copa de Oro, pero si México alcanza la final, estaría en el banquillo cuando el “Tri” reanude las eliminatorias mundialistas de la CONCACAF en septiembre ante Panamá y Costa Rica.

Lee también   FMF | Para Compeán la Selección es negocio