Francisco Gabriel de Anda renunció como director deportivo de las Chivas de Guadalajara debido a que la directiva le ocultó información y no hay “condiciones” para seguir trabajando.

“Hoy después de cuatro meses de llegar a Chivas, las circunstancias no son favorables y se deben tomar decisiones”, afirmó en conferencia de prensa.

A unas horas de la renuncia del argentino Matías Almeyda como entrenador de las Chivas, De Anda afirmó que se va “frustrado” y en deuda con la afición, pues a pesar de lograr el campeonato de la Liga de campeones de la Concacaf, “faltaron cosas por hacer”.

“Para un director deportivo si no estás al tanto de todo es difícil obtener buenos resultados”, expresó.

De Anda dijo que no fue informado de los adeudos que el equipo tenía con el cuerpo técnico y los jugadores tras conquistar el título del torneo Clausura 2017 y se enteró cuando estaban a punto de disputar el partido de ida de la final de la Liga de campeones de Concacaf, en Nueva York.

Reveló que su llegada fue “complicada” porque Almeyda no estaba dispuesto a tener un director deportivo y el día de su presentación hubo reclamos entre el cuerpo técnico, el vicepresidente Amaury Vergara y el CEO del grupo Omnilife, José Luis Higuera.

“Ahí me di cuenta de que habían temas anteriores que me podían afectar a mí”, afirmó.

De Anda aseguró que los problemas entre la directiva y Almeyda venían de tiempo atrás y durante los últimos meses hubo filtración de información “para desestabilizar el entorno y sacar provecho personal”.

Añadió que no estuvo de acuerdo con la venta del centrocampista Rodolfo Pizarro al Monterrey, pero había cuestiones financieras y los dueños y la empresa “tienen derecho a decidir”.

Lee también   César Luís Menotti volvería a México para trabajar con Chivas

Ante la salida de Almeyda, el directivo debió rearmar el equipo y acudir al draft a contratar los refuerzos para encara el Mundial de Clubes de diciembre en Arabia Saudita

“(Hicimos) las contrataciones más adecuadas. Aunque no se contrató a la gente que pedía (Almeyda) como refuerzos, que además no estaban a la venta, se formó un plantel sumamente competitivo. Tiempo al tiempo, el tiempo lo dirá”, concluyó.