MILENIO | La bomba atlista
MILENIO | La bomba atlista

Una investigación de MILENIO Jalisco revela que Atlas cometió fraude en contra del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“La incapacidad es para evitar que alguien tenga una actividad, no para que le paguen 100 por ciento de un salario y luego se le vea jugando. Es un grado muy alto de irresponsabilidad que estén pasando estas cosas. Aquí debe de haber respuesta, tanto de la empresa, de los funcionarios del Seguro Social, como del médico y quien paga las incapacidades”, declaró Rafael Yerena Zambrano tras enterarse del fraude en que incurrió Atlas sobre el IMSS.

¿QUÉ PASÓ? De acuerdo a una investigación del diario Milenio, en su edición Jalisco, jugadores rojinegros cobraron de manera irregular beneficios que le corresponden a derechohabientes que sufren accidentes de trabajo. Alegaron incapacidad para jugar, sin embargo no padecían lesiones ni impedimentos para desenvolverse en la cancha. Incluso se les vio teniendo acción con los equipos Sub 20 y primer plantel de la institución.

“Ricardo Roberto Bocanegra Vega, Christian Emmanuel Sánchez Narváez, Flavio Jesús Santos Carrillo, Jesús Alejandro Gallardo Durazo y Christian Antonio Díaz Domínguez, son tan solo algunos de los futbolistas que accedieron a un beneficio que otorga el IMSS. Los jugadores cobraron montos correspondientes a su salario íntegro, por un periodo de hasta diez meses, sin embargo, en el lapso de tiempo que recibieron el pago de incapacidad, registraron actividad con el equipo de futbol”, detalla la publicación.

Asimismo precisa que los futbolistas mencionados recibieron un subsidio por un millón de pesos, cantidad que puede confirmarse en las órdenes de pago expedidas por el IMSS.

Lee también   Valedores vs Lerma

LO GRAVE. Los futbolistas implicados también están señalados de haber falsificado documentos (domicilios) para poder cobrar la supuesta incapacidad. “Quedó constatado en los reportes elaborados tras los estudios de campo que llevó a cabo personal de la supervisión de prestaciones económicas del IMSS”, subraya Milenio.

En este sentido José Antonio Águila Fuentes, director de clubes Atlas, indicó lo siguiente al diario: “En forma fraudulenta e indebida, se han utilizado los registros ante el seguro social de algunos de nuestros jugadores es una investigación que viene del año pasado (2012) (…) están utilizando malamente los registros para defraudar al IMSS”.

Finalmente, la publicación hace referencia al involucramiento de personal del IMSS: “En la investigación se concluyó que los médicos implicados en la emisión de las incapacidades, dos de ellos fueron absueltos de alguna responsabilidad, mientras que un tercero fue sometido a la supervisión y seguimiento por parte de la Coordinación de Salud en el Trabajo debido a que participó en la mayoría de las consultas”.

¿QUÉ DICE LA LEY? De acuerdo al artículo 368 del Código Penal Federal, comete el delito de fraude “el que engañando a uno o aprovechándose del error en que este se halla, se hace ilícitamente de alguna cosa o alcanza un lucro indebido”.

En el mismo código se especifica que las sanciones por el delito de fraude pueden sancionarse “con prisión de 3 a 12 años y multa hasta de ciento veinte veces el salario, si el valor de lo defraudado fuere mayor de quinientas veces el salario”.

*Hasta el momento el Club Atlas no ha dado declaraciones al respecto.