«Lo importante son los jugadores», «Partido excelente y muy feliz» y «se lo dedico a los jugadores», decía un emocionado Mohamed, quien traba de ir a su vestidor sin dar grandes declaraciones.

Antes de abandonar la cancha sólo soltó una frase contundente: «somos los campeones, somos los mejores, sin ningún tipo de dudas. Siempre fuimos un equipo, en cualquier cancha. Muchos dijeron que ganábamos por el sintético y demostramos que en la altura, en pasto natural, en cualquier lado. Ganamos en todas las canchas».

Lee también   Arriola: "Nuestro gran activo en crecimiento es la liga femenina"