Tigres y Pumas tendrían uno de los partidos más interesante de la Jornada 8, cuando se enfrentaran en la cancha del Estadio Universitario.

Foto: Twitter @TigresOficial

Con hat-trick de André-Pierre Gignac, los regios lograron imponerse por 3-0 a unos capitalinos que no se encontraron nunca y no pudieron subir al primer lugar.

Las acciones iniciaron con un ritmo trepidante por parte de ambos equipos, idas y vueltas constantes pero también un buen manejo de balón para los dos.

La posesión de la pelota fue esencial y por momentos cambiaba de dueño, los Tigres fueron más verticales con la pelota, mientras que los Pumas intentaban llegar tocando el esférico hacia los costados.

Sin embargo, el que tuvo las más claras fueron los locales, pues en sus intentos hasta pegaron dos balones en los palos y lograron conseguir el gol.

En pleno minuto 45, Luis Quintana condicionó a su equipo, pues derribó dentro del área a Enner Valencia, jugada que fue revisada en el VAR para terminar siendo decretada como penal que ejecutó de buena manera Gignac para el 1-0. Pero además, el defensor de los de la UNAM vio la segunda amarilla y fue expulsado.

El inicio del segundo tiempo no fue nada bueno para la visita, pues no solamente jugaba con uno menos, sino que también concedió otro penal, esta vez fue Alfredo Saldívar contra Valencia y luego de que el árbitro revisara el VAR, Gignac volvió a ejecutar de buena manera para estirar la ventaja.

Y a los pocos minutos volvía a aparecer el de siempre, un nuevo hat-trick en México para Gignac, que sacó una tijera impresionante tras un centro de Rodríguez.

El partido perdió intensidad luego del gol, pues los locales parecían conformarse con la ventaja de tres goles, pese a lo que vivieron entre semana con Alianza San Salvador, aunque los Pumas no supieron hacerles daño.

Lee también   Xolos también quiere la Copa

Los tres puntos hacen que Tigres llegue a los 10y se ubiquen en la décima casilla, momentáneamente, mientras que los de la UNAM perdieron la oportunidad de volver a la cima del Clausura 2020.