Giraron orden de aprehensión contra Billy Álvarez, dueño de Cruz Azul

La Fiscalía General de la República giró una orden aprehensión en contra del dueño y presidente del Cruz Azul, el señor Billy Álvarez.

Cruz Azul. Billy Álvarez
Directivos de Cruz Azul, Billy Álvarez (derecha) y Víctor Garcés (izquierda). (Foto: YouTube).

El documento expresa la detención del directivo celeste por los presuntos delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

La información fue dada a conocer por diversos medios que señalan que la orden fue avalada por un juez federal en el Estado de México contra el Presidente de la Máquina.

Además, también se ordenó la captura de Víctor Garcés, ex director jurídico de la Cooperativa, así como de Mario Sánchez, Director financiero; Eduardo Borrell, Director jurídico y además del abogado externo, Ángel Junquera.

Cabe recordar que en meses anteriores a Billy Álvarez y a la Cooperativa Cruz Azul se les congelaron las cuentas por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para comenzar con las investigaciones sobre los supuestos delitos ya mencionados.

Según Radio Fórmula y Milenio, por lo menos durante seis años los sospechosos utilizaban los recursos de la Cooperativa para autorizar y realizar pagos de facturas por servicios inexistentes a empresas que facturan operaciones simuladas que no poseen las jurisdicciones de representación de la sociedad agraviada, por lo que pretendieron ocultar el destino de los capitales que representan el producto de su actividad ilícita, causando un perjuicio a la Cooperativa de varios cientos de millones de pesos.

Ante esto, los involucrados ya estarían siendo buscados a partir de hoy por los cuerpos policiales pertinentes para su aprehensión, posible reclusión y que afronten sus procesos legales, que ameritan prisión preventiva oficiosa y no tener derecho a fianza.

Lee también   Intranquilo, pero Justino da espaldarazo al 'Chepo'

Si al directivo celeste se le encuentra culpable solamente del delito de delincuencia organizada, deberá pagar una pena de 20 a 40 años de prisión. Mientras que para los demás señalados serían de 10 a 20 años.