El guardameta Guillermo Ochoa, principal candidato a resguardar la portería del Tri este viernes ante Costa Rica, suplicó a la afición mexicana que no lance el típico grito de “Puto” cada vez que el arquero rival juegue el balón
por el temor a que sea vetado el estadio Azteca.

“La federación está buscando la manera de hacerle llegar el mensaje y decirle a la gente que hay que bajarle porque nos veremos afectados”, declaró.

En cuanto a sus recuerdos en el estadio Azteca, afirmó que le tiene mucho respeto y cariño pues pasó gran parte de su época futbolística allí defendiendo los colores del América.

“Es un estadio que me vio crecer, que lo conozco a la perfección y que le tengo cariño. Estar en la cancha me ilusiona y sé que debo hacerlo de la mejor manera”, apuntó

Lee también   AMÉRICA | Zelada ve a Memo en Europa