En las últimas horas, mucho se ha hablado de que el equipo de Rangers Fc (que juega en la liga escocesa y está comandado por Pedro Caixinha), será el nuevo hogar de los mexicanos Gullit Peña y a Eduardo Herrera.

El detalle es que podrían venirse a bajo estas contrataciones debido a que ninguno de los dos futbolistas tiene en los últimos dos años el 75% de juegos oficiales disputados con Selección Mexicana, requisito establecido a jugadores extranjeros no comunitarios que quieran fichar para un equipo de la Liga Escocesa.

Y aquí es donde se complica la situación, ya que al no tener ese porcentaje de partidos en Selección, de forma automática las leyes británicas determinan inelegibles tanto a Peña como a Herrera por lo que primero deberán conseguir la licencia gubernamental para trabajar en el Reino Unido como futbolistas y después obtener un permiso de trabajo (GBE-Governing Body Endorsement por su nombre en inglés) ante la Federación Escocesa a través de una apelación.

Para obtener dicho permiso, el Rangers y los futbolistas deberán convencer a un tribunal establecido por la Federación Escocesa compuesto por exjugadores y entrenadores, que si bien no tienen el porcentaje de partidos jugados en Selección Nacional, aportarán una plusvalía tanto al equipo de Glasgow como al futbol de aquella nación; y después ese tribunal determinará si se le otorga el permiso a ambos mexicanos.

Pero no todo esta perdido, aunque hay casos denegados (como en 2005, cuando el Dundee United no pudo lograr el permiso del delantero trinitario Jason Scotland) sus apelaciones para permisos de trabajo tienen muchas posibilidades de pasar ya que recientemente han dado el visto bueno a situaciones similares (en enero de este año el Celtic logró que el marfileño Kouassi Eboue obtuviera su permiso de trabajo), por lo que ya dependerá de ese consejo el determinar si ambos jugadores tienen la calidad suficiente para aportar algo bueno a su liga y equipo.

Lee también   Fiscalía de Querétaro registra las instalaciones de Gallos Blancos

Gullit ya está en Glasgow donde ya realizó los exámenes médicos y confía que avance satisfactoriamente dicha situación y pueda realizar su contrato con el equipo, en tanto que Eduardo Herrera está también a la espera a que se resuelva ese asunto.

Esperemos que nuestros compatriotas no tengan problema para estar en las filas del equipo apodado como ‘The Light Blues’ por el bien de ellos y del fútbol mexicano que incrementaría el número de jugadores aztecas en tierras europeas.