«Guti» Gutiérrez jugó completo tras empate del PSV en Champions

Foto: @PSVespanol

En Glasgow, el Rangers, que sueña con repetir viejas historias continentales (ganó la Recopa en 1972 y llegó a otras dos finales de esa competición en 1961 y 1967) tendrá que sufrir en la vuelta si quiere llegar a la fase de grupos.

Lea también: «Jamie Vardy suena fuerte para llegar a uno de los grandes de la Premier League«

Hasta ahora, ha sido un superviviente. Como ejemplo, la remontada que firmó en la anterior ronda ante el Royale Union. Perdió 2-0 en la ida y con un 3-0 en el Ibrox Stadium se ganó el derecho a enfrentarse al PSV.

El equipo neerlandés, campeón de Europa en 1988, acumula tres temporadas consecutivas sin jugar la fase de grupos de la Liga de Campeones. No quiere fallar en esta eliminatoria, otro curso más sin jugar en la elite continental podría ser una carga muy pesada.

No consiguió un mal resultado. El 2-2 final dejó la eliminatoria abierta para la vuelta. El PSV demostró que no se arruga en escenarios con ambientes intensos como el del Ibrox Stadium. De hecho, Ibrahim Sangaré, a los 37 minutos, abrió el marcador para el equipo neerlandés tras recoger un rechace dentro del área a la salida de un córner.

El Rangers reaccionó antes del descanso con el gol de Mirko Colak, uno de los héroes frente al Royale Union. El delantero croata culminó una jugada coral y el duelo se reseteó tras el descanso. El Rangers, envalentonado y con el apoyo de su afición, se llevó el premio a su insistencia con el tanto de Tom Lawrence, que, de falta, y con ayuda del portero, adelantó de nuevo al conjunto escocés. Sin embargo, Armando Obispo, casi al final, volvió a empatar y todo se decidirá en los Países Bajos.

Lee también   Mourinho y su sorprendente halago a Messi: “Es el Dios del fútbol”