«A Quirarte le entregamos un Ferrari y nos regresó un Volkswagen», declaró Jorge Vergara quien se mostró molesto por la manera en que el Sheriff abandonó al equipo.

Sí, Jorge Vergara le tundió duro a Fernando Quirarte, ex director técnico de las Chivas de Guadalajara, al que no le perdona el deplorable estado en que dejó al equipo, después que según él, se le entregara un trabuco que estaba en posibilidades de buscar el campeonato el torneo pasado.

«Podemos decir que a Quirarte le dimos un Ferrarri y lo convirtió en Volkswagen», afirmó un molesto Jorge Vergara al programa radiofónio Raza Deportiva.

El dueño del Guadalajara se mostró fastidiado por los malos resultados del equipo, pero sobre todo, con la forma de dirigir de Fernando Quirarte, al que calificó como un tipo con poca personalidad toda vez que decidió abandonar el puesto sin haberlo consultado antes con la directiva.

Ya entrado en el tema, Vergara aseguró que Quirate no estaba preparado para dirigir a las Chivas, que los jugadores estaban confundidos con los planteamientos y que el propio entrenador tenía dudas para armar las alineaciones.

El directivo reprochó a Quirarte el pobre trabajo realizado con un equipo que lo único que requería era de continuidad con el trabajo que había dejado el Güero Real, pero que ni eso fue capaz de conseguir Fernando porque definitivamente no estaba preparado para ello.

Para finalizar, Vergara aceptó tener parte de la responsabilidad en la llegada de Quirarte, pues delegó esa decisión a Rafael Ortega y no debió ser así: «Fue una grave equivocación darle el equipo a Fernando. Yo tengo mi parte de responsabilidad por delegar estas las responsabilidades totalmente, creo que me equivoqué al aceptar que Ortega eligiera a Quirarte», reiteró Vergara.

Lee también   'Chicharito' Hernández se enfrentará al Arsenal en cuartos de final de la EFL Cup

Chivas estará anunciando en breve a los posibles candidatos para dirigir al equipo, según Vergara son dos opciones que están estudiando perfectamente bien, pues no quieren caer en el mismo error como sucedió con Quirarte.