Jesús Zavala contó su triste historia

A pesar de lo que digan, en el futbol mexicano siguen existiendo muchas irregularidades que aún quedan por resolver; quizás algunas de ellas no son tan chuecas como podría pensarse, pero no dejan de ser detalles de situaciones que no deberían existir. El caso del actual futbolista del Puebla, Jesús Zavala, es una clara muestra de ello.

El futbolista llegó a Puebla luego de que no entrara en planes con el Pachuca; dicha situación en si no es nada fuera de lo normal, sin embargo, el manejo de la situación que el dio el cuadro tuzo si deja mucho que desear, no solo en el aspecto meramente deportivo, sino también en el aspecto profesional.

Me fui de vacaciones a Monterrey y me habló el presidente de Mineros y me dijo que me tenía que presentar con Pachuca. Yo llegó a Pachuca y al mismo tiempo llega Sosa y lo presentan, llega Dávila y lo presentan y yo me pregunte porque a mí no me presentaban y el profe Ayestarán me dijo: necesito verte unos partidos a ver si te quedas o no”, declaró en conferencia de prensa.

Dicha situación ocurría a tres días del cierre de registros: “Tanto Ayestarán como el director deportivo Marco Garcés me dijeron que no preocupara, incluso me preguntaron qué número quería usar. Pero el último día del cierre de registros, a la 3 de la tarde, Ayestarán me llamó para decirme que no entraba en planes”.

Afortunadamente para el jugador, pudo llegar a un acuerdo de última hora con el Puebla; sin embargo, su situación solo es una de las muchas que se presentan en el futbol mexicano, que no se dan en demasía en primera, pero que abundan en las divisiones menores del futbol mexicano

Lee también   Carlos Vela lideró la remontada de Los Ángeles contra el León