Siguen los problemas en Veracruz y la situación no parece tener aclaratoria, los jugadores de la plantilla no quieren jugar, y varios de sus colegas se solidarizan con ellos.

Foto vía Twitter.

Ante la situación de adeudos que presenta la directiva de los Tiburones Rojos con los miembros del equipo, el plantel jarocho no quiere jugar ante los Tigres como señal de protesta.

Ante esta situación, uno de los clubes que su une a la «huelga» de los veracruzanos es el Cruz Azul, pues sus jugadores han manifestado que esperarán hasta unas pocas horas antes del partido entre Escualos y Felinos para tomar su propia decisión, es decir, jugar o suspender su partido. La Máquina jugará contra Morelia este sábado.

Foto: Twitter

Otro de los clubes que se suma a la protesta de Veracruz es el Atlético San Luis y varios de sus jugadores informaron a ESPN que están a la espera de lo que resuelvan sus colegas jarochos para ellos también poder cancelar su partido, acotando que si ellos se detienen entonces los potosinos también debido a que consideran que es la única manear de que la Liga MX les resuelva. Los colchoneros se medirán ante Querétaro el domingo.

Adicionalmente, Isaac Brizuela, uno de los jugadores de más peso en Chivas, también notificó, en rueda de prensa, que el equipo rojiblanco está dispuesto a unirse a la huelga de los Tiburones y que apoyarán cualquier decisión que ellos (Veracruz) tomen. El Rebaño visitará el domingo a Monterrey.

Ante todo esto, los diferentes jugadores de los equipos de la Liga MX coinciden en dos cosas, la primera es que se les deben cancelar los meses de adeudos a los integrantes del cuadro jarocho para que precisamente no ocurra la segunda, que se pare la actividad del Apertura 2019.

Lee también   En la Bombonera...