El Capitán de los Zorros del Atlas y de la Selección Mexicana, el michoacano Rafael Márquez fue vinculado a mediados del año pasado por el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos como posible prestanombres de un narcotraficante. Sin embargo, este día, en México se dio por culminada cualquier señalamiento.

La Procuraduría General de la República dio el famoso “carpetazo” en el caso Rafael Márquez por supuesto lavado de dinero y vínculos con la delincuencia organizado,y es que según el ministerio público, no se encontraron pruebas concluyentes para seguir con el proceso.

Hace apenas unos días, el “káiser” ganó un aparo (742/2017) y le fueron devueltas varias de sus clínicas y se ordenó descongelar una de sus cuentas bancarias y se espera a finales de mes tener la misma suerte con otra de sus empresas, sin embargo aún no demuestra en Estados Unidos su inocencia, lo que le impediría salir del país además que no podrá ser convocado por el técnico Juan Carlos Osorio a la selección mexicana pues su visa americana le fue retirada durante la pesquisa.

Ojalá todo mejore para el káiser y pueda librarse también de su acusación en los Estados Unidos y para así no perderse la siguiente Copa del Mundo.

Lee también   Que se olvide el 2 de octubre