Señalado por bronca nocturna
Señalado por bronca nocturna

Tras el escándalo de los dopados y donde se señaló al jugador Marco Jiménez, Querétaro vuelve a ser noticia en materia de polémica. Ahora es el arquero Liborio Sánchez quien está en el ojo del huracán por haber participado en una riña de bar durante la madrugada de hoy. De acuerdo a información de ESPN, el portero se encontraba en compañía de unos amigos cuando se registró una pelea al interior del sitio denominado La tiznada, gresca que concluyó al exterior del lugar. Lo grave del asunto es que uno de los acompañantes del portero presuntamente atropelló a una persona.

Por otra parte, Ignacio Ambriz, director técnico de los Gallos, señaló que Sánchez se vio inmiscuido en la pelea debido a que intentaron asaltarlo. Por otra parte, la directiva analizará la situación para determinar si se sanciona o no al jugador.

Lee también   Toluca festeja su centenario con triunfo