El COVID-19 lamentablemente llegó a la Liga MX, por ello, los dueños de equipos estarían previendo tomar una decisión que nunca se había aplicado antes, retener los sueldos.

Para que esta medida sea aprobada, tanto los dueños, como los directivos, jugadores y entrenadores lleguen a coincidir y así aplicarla.

Según informa el Diario Récord, desde que la liga entró en cuarentena, los propietarios han estado buscando soluciones ante falta de ingresos por no tener actividad en los estadios y a principios de semana, la propuesta habría llegado a la FMF, que se comunicó con la Asociación de Futbolistas para asentar las bases.

Por ahora, algunos futbolistas y directivos, como Antonio Briseño o Jaime Ordiales, no se han sentido cómodos con la medida y algunos de los capitanes se han mostrado más abiertos en aceptar la posible reducción.

Pero hasta el momento, la medida sería retener un porcentaje de las ganancias de los jugadores con ingreso más alto, así como a entrenadores y directivos, por lo que los futbolistas  que tienen a la Liga MX como su «trabajo diario» no estarán involucrados. Esto para que cuando se reinicie el Clausura 2020 se vea por el sueldo que se dejó de pagar.

Es decir, usar la calculadora para sacar la cuenta del porcentaje que se les debe y dividirla entre los meses que sí se jugaron.

Pero esto es mucho más complicado de lo que se ve, pues no es solamente una conversación entre las partes involucradas, sino que también conlleva una parte jurídica en la Liga MX, pues los contratos de la mayor parte de los futbolistas contempla 10 meses de pago, que terminan en mayo, fecha que establece el calendario internacional.

Lee también   Presentan Liga de Futbol Femenil

Lo que quisiera la primera división es que dichos contratos se extiendan para cubrir los sueldos, contemplar los préstamos que están por vencerse y que puedan jugar en los meses que no estipula el contrato, pero todo esto deberá hablarse con la FIFA.

Fuente: Diario Récord.