La salida de Michel Bauer de la presidencia del equipo, sugería que en el América se venían vientos de cambio, radicales y necesarios además.

La afición harta de todos los pésimos manejos directivos y más de la pobre exhibición futbolística del equipo, exigía ser escuchada, consentida y apapachada. Los americanistas querían otro equipo, otros directivos, otros jugadores y decisiones que causaran la ilusión de tener nuevamente un club exitoso.

Pero la realidad es que lo que en un momento fue una posibilidad de cambio, hoy sigue estancada en lo mismo. Sí, el América no ha cambiado nada, bueno, si acaso ha sustituido a sus directivos pero todo sigue exactamente igual.

Sonaba ilógico cambiar a todos los jugadores, de hecho la determinación de poner transferible a todo el plantel por parte de la directiva anterior de Michel Bauer, era una verdadera payasada, un susto a los jugadores que no habían cumplido, pero de ahí no iba a pasar. América no iba a contratar a 23 nuevos jugadores. Pero lo que sí se esperaba, es que varios de los que hoy se dicen ilusionados por jugar un nuevo torneo con el América y que en dos o tres años no han dado absolutamente nada, salieran de manera inmediata. Hablamos de cinco o seis que por respeto a la historia del club hoy no deberían estar ni siquiera en veremos.

Y bueno. Ya con Peláez y Miguel Herrera al frente del proyecto deportivo, la afición ha recibido sus primeros cachetazos. Sí, y es que en los últimos dos días todos esos jugadores que la hinchada ha exigido tener fuera del equipo, han sido ratificados por el nuevo DT y presidente deportivo.

Échenle:

Layún: Ahora dice que trae muchas ganas de aprovechar la oportunidad que le ha dado Miguel Herrera. Hasta ahora nunca lo ha demostrado en la cancha, el torneo pasado ni jugó. Layún debería estar fuera del América pero con Herrera seguirá.

Lee también   Mateus y Da Silva no viajarán con América para su duelo ante Atlas

Vicente Sánchez: Uno de los peores extranjeros en la historia del equipo. Suplente casi todo el torneo pasado y con una actitud lamentable a la hora de entrar a la cancha. Bueno, Vicente aseguró ayer que tenía unas ganas bárbaras de seguir en el equipo y que está en charlas porque quieren que se quede.

Negrito Medina: Ya fue ratificado por Herrera ahora está ansioso de aprovechar esta «nueva» oportunidad. ¿Y qué hizo para ganársela? Lleva dos etapas en Coapa y ha sido un verdadero extraño.

Kevin Rojas: Oculto en la inmensa mediocridad del equipo simplemente salía a cumplir y no eso lograba. Escudado en que es cantera del América, Rojas ha tenido continuidad en el titular del equipo, pero la realidad es que ha sido uno de los futbolistas que más bajo rendimiento ha mostrado en los últimos años.

¿Le seguimos? Navarrete, Mosquera, Topo (que dice estar ilusionado con una nueva oportunidad), Vuoso que se ha vuelto a comprometer, Rolfi que ni siquiera debería estar contemplado para el siguiente torneo, en fin, ahora resulta que en el «nuevo» América todos tienen chance porque el asunto era de unión, no de nivel futbolístico.

Al final los cambios solo se han dado en la parte directiva, lo que sugiere que el mal solamente estaba ahí, veremos si Miguel Herrera y Ricardo Pelaéz cambian la historia, de lo contrario seguiremos hablando en seis meses de un nuevo fracaso, con los mismos jugadores y con las mismas necedades.

Hasta ahorita en el América siguen engañando a su afición…