Los privilegios a Nico Castillo provocan malestar en el vestuario de las Águilas

Castillo en su fase de recuperación en Acapulco

Nico Castillo realizó un viaje a las playas de Acapulco para continuar con la fase de recuperación tras su lesión. Se fue acompañado de un amigo y en el lugar se les uniría el kinesiólogo del club, Christian Motta.

Esta medida ya estaba acordada previo a la cuarentena por el coronavirus, sin embargo, el resto de la plantilla lo ve como un nuevo privilegio que se le otorga a delantero chileno, cuando a otros jugadores se les ha negado el permiso de viajar a sus ciudades natales para pasar el confinamiento, informó Récord.

Esta situación genera malestar entre sus compañeros, que se sienten relegados por la directiva a diferencia del trato que se le da Castillo. Anteriormente, luego de un empate ante Xolos, el sudamericano realizó un viaje exprés a Cancún para evitar un fuerte retraso en el aeropuerto de Tijuana.

Lee también   Así entrena Iniesta