Como si no fuese suficiente el tener que luchar por no perder su categoría en el máximo circuito del Fútbol Mexicano, el equipo de Tiburones Rojos de Veracruz enfrentan un embargo.

Según el portal de Expansión.mx, la escuadra propiedad del empresario Fidel Kuri —también diputado federal del PRI— por un lado enfrenta un adeudo con el municipio de Boca del Río, por el que el alcalde Miguel Ángel Yunes Márquez, militante del PAN y considerado por muchos como enemigo de Fidel Kuri, afirma estar dispuesto a buscar que se embargue a la empresa Promotora Deportiva del Valle de Orizaba. Por otro, si el equipo desciende de categoría, está en riesgo de perder tanto su nombre como el estadio donde realiza sus partidos, que pertenecen al gobierno estatal.

Yunes asegura que la deuda de los Tiburones Rojos se deriva de que Kuri se niega a pagar el monto que le corresponde de acuerdo con el código de comercio municipal. En entrevista con Expansión, el edil explica que dicha normatividad establece que quienes organizan encuentros deben pagar un porcentaje de impuestos según cuántos aficionados asistan a un partido.

«Él pagaba con base en un cálculo, pero nos dimos cuenta de que era un cálculo muy mañoso y que era mejor hacer un conteo, ver el aforo. Lo hicimos, sacamos el cálculo, notificamos que el total a pagar en impuestos ascendía a poco más de 800,000 pesos, el señor sólo pagó 100,000 pesos, no quiso pagar, incluso intentó ampararse, pero ha perdido todos los recursos legales que ha presentado», dice el alcalde.

«De no pagar, nosotros estaremos embargando las cuentas al club. Hay posibilidades de embargo de lo que son cuentas y bienes a nombre de Promotora Deportiva, que es la razón social. Embargaríamos con base en el total de la deuda más los intereses que se generen. Debe ser una cantidad por encima de los 700,000 pesos», añade.

También lo acusa de haberse «acostumbrado» a recibir un trato preferencial por parte del gobierno estatal cuando Javier Duarte estaba al mando. Sin embargo, insiste, «como cualquier empresario que se dedique ya sea a los espectáculos públicos, a la industria de la tortilla o cualquier otro giro, él está obligado a pagar».

Lee también   Miguel Herrera: "Hay que hacer goles si queremos avanzar"

Durante las pasadas campañas para elegir gobernador, Kuri amenazó públicamente con llevarse de Veracruz al equipo si ganaba el panista Miguel Ángel Yunes Linares, quien a la postre triunfó en los comicios y en diciembre pasado asumió el Ejecutivo veracruzano. Yunes Linares es, precisamente, padre del edil que ahora quiere ‘meter gol’ al propietario de los escualos.

Y tú, ¿Crees que se trata de una pelea política y se resolverá o el club tiene los días contados en la primera división?