Diego Armando Maradona aseguró en rueda de prensa post-partido que, aunque debutó con una goleada como nuevo entrenador de los Dorados de Sinaloa, su equipo aún no ha ganado nada.

“Sabía que ganábamos cuando los vi entrenarse; estos muchachos tienen hambre de gloria”, dijo el entrenador al destacar que aún quedan muchas finales por disputarse.

Este lunes los Dorados de Maradona golearon por 4-1 a los Cafetaleros de Tapachula con tres goles del ecuatoriano Vinicio Ángulo y uno del mexicano Jesús Escoboza con lo que saltaron del decimotercer al décimo lugar de la liga de Ascenso.

Maradona explicó que en el segundo tiempo los rivales se cansaron y fue ahí cuando sus jugadores anotaron los cuatro goles y pusieron la diferencia.

“El fútbol lo puso Dorados, ellos jugaban al pelotazo y salvo una pelota en el travesaño, no tuvieron forma de llegarnos”, afirmó.

Lee también   Marco Fabián queda transferible en Chivas