Rafael Márquez, presidente deportivo del Club Atlas, ofreció unas declaraciones en las que explica cuáles fueron las razones para que el jugador chileno, Mauricio Pinilla, no pudiera fichar con el cuadro rojinegro.

En sus declaraciones, Márquez señaló que el delantero chileno arrastraba un problema contractual que sus representantes no pudieron resolver, por esta razón, el Club Atlas decidió descartarlo como una opción para reforzar a la plantilla.

“Estábamos en pláticas con el jugador y sus representantes y al final había temas contractuales que ellos no resolvieron y es por eso que al final desistimos de esa opción. Conforme iban transcurriendo las negociaciones nos fuimos dando cuenta de su situación contractual y por eso también al final, con el tiempo encima, decidimos que no era opción para nosotros”, destacó Márquez.

Aunado a esto, Márquez expresó que tanto Pinilla como sus representantes se encontraban en suelo mexicano, creyendo que podían solventar sus problemas pero al no solucionarlos, los “Zorros” prefirieron dejar la negociación.

“Ellos viajaron pensando en que sus temas los podían solucionar, pero al final de cuentas no lo pudieron hacer. Ayer (martes) por la noche tomamos la decisión de ya no seguir negociando”, comentó Márquez.

Por otro lado, subrayó que no están realizando compras por estar en apuros, pese a estar apretados por estar a pocas horas del cierre de fichajes y por no haber podido conseguir a un jugador para la delantera.

“No son compras de pánico, tenemos varias opciones por poder concretar en estas últimas horas sabiendo que el equipo necesita esa parte ofensiva, que sea más productiva y pensamos en traer a alguien ahí adelante. Pinilla no era la única opción, nosotros tenemos analizados a varios jugadores con posibilidades de venir y seguimos manteniendo contacto y viendo posibilidades. Estamos en negociaciones para ver qué posibilidades se pueden manejar. Si se da, es cuestión de tiempo”, concluyó Márquez.

Lee también   Ménez e Ibargüen se pelearon en el entrenamiento del América