El equipo purépecha logró salir con una victoria del Nou Camp. En un partido agitado, Monarcas pudo salir avante con un marcador de 2-3.

El primer gol del juego no tardó en aparecer, y a los 8 minutos, Ruidíaz alzó la pelota cual globo y anotó desde a fuera del área.  Y no sería la única ocasión en la que el peruano pondría un número en la pizarra.

Con un penal, señalado al minuto 38, el nueve de Monarcas tomó el esférico y perforó la portería de La Fiera una vez más.

Ya en el segundo tiempo, la desgracia continuaría en el Bajío. Pasaban 54 minutos de juego cuando Rodríguez evitó un avance de Morelia, y se hizo acreedor a una segunda tarjeta amarilla, poniendo en desventaja numérica al resto de sus compañeros.

Por si fuera poco, volvió el mismo verdugo al marcador y parecía que con el 0-3 los michoacanos se volverían de manera tranquila con los 3 puntos. Pero no fue así.

Cómo sacado de una película, los diez jugadores de León rugieron en el ocaso del encuentro y anotaron en dos ocasiones. Ambos vinieron por parte de la cresta de dos leones diferentes, Boselli y González.

El primero llegó al 85′, mientras que el último llegó al 95′. Pero estas anotaciones no fueron suficiente para sacar un empate como local.

De esta forma Morelia se aferra a la Liguilla posicionándose en el sexto lugar con 23 puntos. Por otro lado, León se hunde en la décimo sexta posición con 15 unidades, y aún posibilidades de entrar en la fiesta grande el fútbol azteca, la Liguilla.

Lee también   Victoria necaxista en busca del segundo lugar