Después de las múltiples bajas que tuvieron en el mercado de piernas, entre préstamos, gente que terminó contratos, gente dada de baja y ventas, el rebaño sagrado afirma que no habrá refuerzos de cara al nuevo torneo, la directiva, encabezada por José Manuel de la Torre se dice contenta con lo que tiene y sólo a reserva de que se resuelva el caso de Alan Pulido, pudiese ser la única incorporación.

Tal parece que los costos en el draft, además de los problemas administrativos en el grupo Omnilife han terminado por afectar a la plantilla tapatía, que se ve algo corta para enfrentar el tema de la porcentual.

Lee también   GDL 2-0 ATN | ¡El Jalisco no se raja!