El portero mexicano, Guillermo “Memo” Ochoa, señaló, luego de la derrota de la Selección Mexicana por 4-1 contra Uruguay, que en ocasiones se le piden muchas cosas a un combinado que no ha ganado nunca nada.

Ochoa afirmó que es muy complicado dirigir a una selección como la mexicana debido a todos los detalles que están por fuera del seleccionado y que debido a ello se le pide demás, aun cuando no han ganado nada a nivel mundial.

“Es difícil dirigir a la Selección Mexicana por todo lo externo, porque a veces se exige demasiado a una Selección que, siendo honestos, no hemos ganado nada a nivel mundial y tenemos que competir así”, comentó Ochoa.

Ochoa hizo mención a las palabras que una vez expresó el ex capitán Andrés Guardado, cuando señaló que México debía jugar como una selección pequeña. Y además, que todos deben cumplir con su trabajo dentro de la selección.

“Se molestaron cuando Andrés (Guardado) dijo que debíamos jugar como una selección pequeña pero es la realidad y si queremos evolucionar lo tenemos que hacer todos, desde la forma en la que los jugadores salgan más a Europa para que crezcan y se fogueen, que los precios no sean tan caros, la manera de trabajar en las inferiores con base a una idea para la Selección y todos tenemos que dar ese paso, pero cada quien en lo que le corresponde para saber a dónde queremos ir”, mencionó Ochoa.

Para finalizar, Ochoa remarcó que la derrota sufrida contra Uruguay no debería de dar vergüenza, sino que se debe aprender de ella para poder mejorar y ganar los partidos importantes que les darán el prestigio que tanto buscan,

Lee también   Atlas gana de local, y se mete a la pelea por entrar a la Liguilla

“No tiene por qué darnos pena, tenemos que apretar los dientes y correr porque por más que juguemos en Estados Unidos y llenemos los estadios, debemos aprender a jugar los partidos oficiales y ganarnos ese prestigio que tienen selecciones que han ganado torneos de talla”, concluyó.

Fuente: Diario RÉCORD (versión web).