La vida es caprichosa, la historia está plagada de esas cositas que van aderezando poco a poco la escencia de las cosas, y hoy en día hablar de historia en el fútbol es complicado, con jugadores que van de un lado al otro sin echar raíz en el campo que pisan y, sin dejar huella bien marcada en las casacas que se enfundan, de pronto se van. Es extraño hablar de un goleador que está a nada de hacer historia ni más ni menos que con uno de los clubes más importantes a nivel nacional, hablamos de las Chivas y de Omar Bravo un amor con mas de una década de existencia.

Hoy por la noche cuando el oriundo de Los Mochis salte a la cancha tendrá en la mente hacer un buen juego, tratar de sacar el mejor resultado para su escuadra, pero, hay que tener atole en las venas para no pensar en lo jugoso que es pasar a la historia codo a codo con, si no el más grande, uno de los más grandes en la vasta historia de la institución, Don «Chava» Reyes, Bravo con 121 dianas está tan sólo a uno de igualar esa cifra.

Si bien Omar no es el mejor de todos los que se han puesto esa casaca, considero un premio a un jugador que se ha identificado muchísimo con esos colores, con esa afición, que nunca ha bajado la cabeza, que pelea hasta el último balón y el último aliento.

Danos tu opinión como seguidor del rebaño, ¿es OB9 un digno representante para portar dicho récord? Expláyate.

Lee también   El clásico no le “sabe a nada” a La Volpe, y sigue el pleito con Vergara
OB9 por el récord
OB9 por el récord