El mediocampista paraguayo Osvaldo Martínez juzgó que la solución para salir de la racha de cuatro derrotas consecutivas en que ha caído el Atlante, que se acentuó con el fracaso de anoche 4-0 ante Cruz Azul, es que se digan todos las “cosas de frente”.

“Primero, es importante que nosotros hablemos en el vestidor para saber qué pasa, y si es momento de agarrarnos a trompadas, pues nos agarramos a trompadas porque la situación del equipo no es buena y nosotros somos los únicos que podemos sacar adelante esto”, expuso en un principio.

Aclaró que al referirse a “darse de trompadas” no es que se den de golpes entre ellos, sino a tener una charla abierta entre todo el grupo, donde se digan los factores a corregir de cada uno, pero sin alterarse y que asuman la responsabilidad que les toca.

“Es una forma de decirlo (lo de darse de trompadas), porque tenemos que hablar y decirnos las cosas de frente, ya que hay gente de mucha experiencia y varios jóvenes que vienen empujando, y (los de jerarquía) tenemos que dar el ejemplo y somos los primeros responsables de que el equipo ande así”, indicó Martínez.

Hasta la jornada siete del Apertura 2012 de la Liga MX, los Potros de Hierro marchaban en el sexto sitio de la tabla general con un trabajo discreto, pero se han dado cuatro descalabros en fila ante Tijuana (1-2), Toluca (0-1), Santos Laguna (1-3) y Cruz Azul, es una racha que comenzó en casa hasta llegar al décimo tercer puesto.

Como equipo que son, Osvaldito juzgó que las responsabilidades en este caso deben ser repartidas y no señalar a uno u otro elemento como si fuera un “chivo expiatorio” de la racha negativa de los azulgranas.

“Nosotros asumimos la responsabilidad de lo que nos está pasando. Yo creo que nadie se salva, desde (el portero Jorge) Villalpando hasta el delantero estamos haciendo algo mal y se nota en la cancha”, agregó.

Lee también   Mourinho regresa al Chelsea