Una vez más el plomo se hizo presente en las inmediaciones del TSM. Afortunadamente no hay heridos ni muertos que lamentar, pero no deja de ser preocupante la situación que aqueja en la entidad de Torreón.

En declaraciones preliminares, autoridades estatales informan que se trató de una agresión contra elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal.

El hecho cobra mayor relevancia dado que se suscita previo al partido Santos-Guadalajara. A horas de efectuarse el partido debe valorarse la situación para procurar la seguridad de aficionados, integrantes de ambos equipos y civiles que transiten en las cercanías del inmueble.

Tras el tenso ambiente, y con el fin de evitar tragedias, debería analizarse el trámite del encuentro. Conveniente sería suspender el partido hasta que las condiciones de seguridad estén dadas. Aunque también cabría la posibilidad de cambiarlo de sede.

Como aficionados y ciudadanos Sapiens que son, ¿qué proponen?

Lee también   Conozca el primer ranking de la FIFA 2017