Mientras los equipos se refuerzan como si no hubiera mañana, la posibilidad -como cada torneo- de que sus apuestas se vayan por el alcantarillado está latente. De costumbre, el Apertura 2012 no fue la excepción y vimos como el «Salón de la Infamia» aumentó en candidatos debido a las malas contrataciones que hicieron algunos equipos traducidas en una mala temporada.

Hubieron muchos, al menos 20 en el conteo preliminar que hemos hecho. Pero creemos que estos son los peores 5 bultos que han probado suerte en la Liga MX el pasado torneo ya sea como primera vez, de retorno o cambio de equipo.

1. Valdo

Nacionalidad: Cabo Verde-España
Llegó de: Levante (España)
Llegó a: Atlante
Edad: 31 años
Minutos jugados: 56
Goles: 0

Los visores del Atlante son para aplaudirles o darles un ‘zape’. Pueden traer a los mejores extranjeros (junto a Jaguares y en su momento Tecos) o en su defecto, fraudes como este señor. Valdo es un jugador con características e historia que llaman la atención, de eso no hay duda. Fue partícipe de campañas con el Levante en los últimos años que hicieron al pequeñito de Valencia, un contendiente más por los lugares de Europa League que otorga la Liga BBVA. Pero… ¿por qué contratar a un jugador que está lesionado?

Para rematar el asunto, al pobre caboverdiano le fue peor aquí en el tratamiento de su lesión.

“En verdad la recuperación y el tratamiento no fueron los adecuados y eso hizo que recayera dos veces y que la lesión se alargara, que la lesión empeorara y una lesión que era de tres, cuatro semanas, se ha convertido en más de dos meses”, dijo a mitad de Noviembre cuando ya veía que la temporada se iba a acabar.

La Volpe y J. A. García lo han dado de baja tras esos tristes 56 minutos en cuatro partidos (los cuatro de cambio).

2. Carlos Bueno

Nacionalidad: Uruguay
Llegó de: San Lorenzo (Argentina)
Llegó a: Querétaro
Edad: 32 años
Minutos jugados: 767
Goles: 2

Carlitos, Carlitos. En tan sólo dos torneos el uruguayo se volvió el jugador más importante en la historia de Querétaro. Los salvó del descenso, los llevó a su primera liguilla y semifinal en la historia del club y además, con apenas 21 goles se convirtió en el máximo goleador del equipo en primera división. En la Corregidora lloraron su partida hacia el cono sur pero sabían que algún día iba a regresar.

Ese día fue apenas seis meses después del lloriqueo. Tras tener una gran campaña con San Lorenzo y salvarlos del descenso con goles cruciales en la promoción, Bueno hizo maletas y regreso a los Gallos. El equipo estaba ilusionado, los aficionados también. Ya pensaban en la cifra de puntos con la que iban a clasificar a esta liguilla, como poder avanzar más lejos esta vez y quizás también con cuantos goles iba a terminar Carlitos como líder de goleo.

Pues nada de eso y Querétaro tuvo la peor campaña que un equipo ha tenido en la historia del fútbol mexicano. Bueno tuvo minutos pero sólo los ocupo para pasársela regañando a medio equipo, utileros, vendedores de cerveza, peloteros y quien se le pusiese enfrente.

3. Efraín Juárez

Nacionalidad: México
Llegó de: Celtic (Escocia)
Llegó a: América
Edad: 24 años
Minutos jugados: 124
Goles: 0

Lee también   Jugaron con el Barça

Internacional, mundialista, jugador de Champions, consentido de Aguirre, campeón juvenil del mundo, joven promesa… América estaba repatriando al que seguramente sería el refuerzo de la temporada.

En los pocos minutos que jugó Juárez, fuera de evidenciar la experiencia europea de alto rendimiento, sólo demostró porqué casi se va a la Liga Adelante con el Zaragoza y porqué era el Raúl Albiol del Celtic. Tenía la confianza de Herrera (o del club por lo que costó) pero simplemente no encontraba acomodo con Mosquera, Aguilar, Valenzuela, Reyes, Aldrete y compañía.

Para fortuna (de la confusión táctica que sufría el Piojo) y mala fortuna (vamos, somos seres humanos con buen sentir), Efra se dislocó el brazo en un partido de la Copa MX ante los Correcaminos del Chelís y le dijo «Adiós» a la temporada.

Redoble de tambores que se vienen los patriarcas…

4. Luis Bolaños

Nacionalidad: Ecuador
Llegó de: Liga de Quito (Ecuador)
Llegó a: Atlas
Edad: 27 años
Minutos jugados: 458
Goles: 0

¿Alguien se acuerda de la máquina que era la Liga de Quito por ahí del 2007? Pues Bolaños era de los tres jugadores más importantes del Patón Bauza y se bailaba a cualquier jugador de alto calibre que se le pusiera enfrente en Libertadores, Sudamericana y liga local. Junto a Neícer Reasco, el Pato Urrutia y hasta ENRIQUE VERA, formaban un equipo apabullante. ¿Con Sandoval, Vuoso, Mancilla y Ayala también?

Pues no. Se bailaba al que fuera pero en la pista del antro. Bolaños, junto a Sandoval, fue partícipe del penoso -y borracho- incidente cuando el Atlas visitó al Atlante en las aburridas, solitarias y tranquilas playas de Cancún. Al Chucho se le hizo fácil ponerse una buena peda junto al Negrito, desvelarse y todavía, perder el avión de regreso a Guadalajara. Tomás Boy lo cortó del equipo antes que acabara el torneo y por el momento no tiene club.

5. Raúl Tamudo

Nacionalidad: España
Llegó de: Rayo Vallecano (España)
Llegó a: Pachuca
Edad: 35 años
Minutos jugados: 527
Goles: 0

La llegada de Hugo Sánchez al mando de los Tuzos ilusionaba a todo seguidor del Pachuca con volver a esos tiempos de gloria que Enrique Meza implantó en la ciudad hidalguense. Pero no sólo eso, lo de Pachuca iba en serio. Se iban a reforzar con el máximo goleador histórico del Espanyol, el héroe de Vallecas de último minuto, un jugador de élite.

Lo de Tamudo cayó en el punto medio de la risa, el miedo y la tristeza. Tal como la campaña del entrenador que lo trajó a México. Hasta Barak le hizo una contracrónica donde todo mundo pudo evidenciar lo rápido y mucho que corría durante un partido, sólo que contaba con el peculiar privilegio de que la cámara Phantom lo enfocara en cada minuto.

Jovencitos como Raúl Meraz lograron anotar en la mitad del tiempo que jugó Tamudo e incluso otros, como Emmanuel García, lo hiceron en apenas 16 minutos en todo el torneo. Con la limpieza que hizo Andrés Fassi, a Tamudo lo obligaron a hacer sus maletas de regreso a España y a contribuir con el desempleo que tanto aqueja este país.