El América, líder del Clausura, dará paso a la rotación de jugadores por la intensa actividad que enfrentará en las próximas semanas en el torneo local y en la Liga de Campeones de la Concacaf y para evitar lesiones, explicó Miguel Herrera, técnico del equipo.

El 18 de febrero el América visitará al Veracruz en la octava jornada, el 24 recibirá al Tijuana en la novena y el 3 de marzo visitará al Guadalajara en la décima; en la Concacaf enfrentará al Saprissa de Costa Rica en serie de dos partidos el 21 y 28 de febrero y si avanza jugará cuartos de final, el 6 y el 13 de marzo.

“Será un mes de mucha carga de fútbol, de viajes, de partidos y lo importante no es jugar con un equipo, un once que se canse o que provoque que un jugador se me lesione”, dijo Herrera en conferencia de prensa.

“Trataré de darle variación al once para que todos los jugadores tenga rotación y los juegos en los que podamos cambiar jugadores lo iremos haciendo para darles descanso de (al menos) un partido y no tener ‘dobles jornadas’ todo el tiempo”, añadió.

El estratega dijo que “cualquier jugador puede iniciar” en uno u otro torneo gracias a la competencia interna que ha dado en el equipo que marcha en el primer lugar del Clausura 2018.

Sobre esa posición, Herrera explicó que sus dos etapas al frente del equipo siempre le ha puesto como objetivo al equipo superar los 30 puntos para ocupar la parte alta de la clasificación y así optar por el título.

Lee también   Arévalo Ríos deja al Veracruz y la Liga MX

“De 30 puntos para arriba nunca vas a tener un problema en la tabla de cocientes (que determina el descenso) y seguro vas a clasificar a la liguilla por el título y vamos a tener la confianza de la directiva”, expresó.

La lección de Herrera fue dirigida a las Chivas del Guadalajara, su acérrimo rival, que marchan en el decimosexto sitio, aunque no lo mencionó directamente.

“A mí no me da gusto ver a ninguno equipo mal, me da gusto que el mío funcione y para eso trabajo. A mí me importa que mi equipo esté bien y si los demás van mejor, tratar de superarlos y si andan mal, demostrar que andamos mejor que ellos, nada más”, finalizó.