El París Saint Germain (PSG) se puso en marcha nuevamente con una goleada ante el Le Havre (0-9) pilotada por sus principales referentes; Neymar, Kylian Mbappe y Mauro Icardi.

Con un encuentro amistoso en el Stade Oceane, el fútbol regresó a Francia y con público en el recinto.

PSG. Lyon. Liga Francesa

Las autoridades permitieron el sábado la apertura de puertas, limitada y reducida, en los estadios. Cerca de cinco mil seguidores estuvieron repartidos por las gradas, donde era obligatorio el uso de mascarillas, los guantes y una distancia de seguridad.

No faltó ninguna de sus estrellas a la cita con el gol en la primera mitad, en la que abrumó al conjunto normando. Dos goles de Mauro Icardi, otros dos de Neymar, uno de penalti, y uno de Mbappe, dieron lustre a la puesta en escena del PSG, que alcanzó el descanso con 0-5.

También sobresalió Pablo Sarabia, que firmó dos de los cuatro tantos que el París Saint Germain firmó tras el descanso y participó en el anotado por el joven Arnaud Muinga. El senegalés Idrissa Gueye redondeó la cuenta.

Lee también   A octavos sin despeinarse