En partido pendiente de la jornada seis -que no jugaron por haber salido a un torneo en EU-, Pumas Morelos aprendió de sus hermanos mayores y venció, no sin problemas, a los Venados de Mérida.

El cuadro local salió con un poco más de actitud que la visita, además de que el horario y el calor no permitían brindar el mejor rendimiento a los vistantes.

La pizarra se movió al minuto 13, un desborde desde la derecha terminó en centro al área para encontrar la a Raúl Servín, que había picado a primer palo y cabeceó para decretar el uno a cero en el Centenario. La ventaja otorgó confianza a los morelenses para atacar más y buscar el segundo, pero los yucatecos no desistieron de buscar sus chances, no tan peligrosas.

La dinámica de la juvenil escuadra puma siguió causando estragos entre los visitantes, pero cómo no se reflejaba en el marcador, Venados aún tenía vida, misma que se le iba en ataques chatos y mucho cansancio.

Su oportunidad real de rescatar un punto, por momentos merecido, llegó al segundo minuto de la compensación, con un penal que Íñigo Rey se encargó de desperdiciar.

Con este triunfo, el cuadro felino salió del fondo de la tabla general al sumar ocho unidades, mientras que Mérida se quedó con 12 puntos.

Lee también   La última de 'Mou'