Pumas no tiene para pagarle a Marioni

Marioni será reemplazado por Míchel en el club felino
Marioni será reemplazado por Míchel en el club felino

Pumas sigue dando de qué hablar, no solo por su pobre presente deportivo, sino también por el desastre organizacional que posee.

El más reciente episodio, es la vergonzosa manera en la que liquidarán a Bruno Marioni, estratega que firmó contrato por tres años.

De acuerdo a reportes del portal Mediotiempo, el ex entrenador de Pumas solo recibiría el pago de tres meses de lo que resta de su contrato.

Esto como consecuencia de una cláusula establecida en la que se indicaba que si el entrenador era cesado solo recibiría ese pago.

El hecho de la cláusula no es lo único vergonzoso, la manera de pago lo es aún más, luego de que la institución universitaria le propusiera al ex goleador, abonarle el monto en varias cuotas.

La información sobre las mensualidades de pago, fue dada a conocer por el Diario Récord, a través de la columna «El Francotirador».

Se despidió

A través de redes sociales, Marioni se despidió de la institución y agradeció a cada una de las personas que formó parte en su ciclo. A todos menos a Rodrigo Ares De Parga.

«Quiero expresar mi agradecimiento por la oportunidad que significó dirigir a una institución como son los Pumas y todo lo que representan. A la afición que, con su apoyo, hace enorme a este equipo», expresó.

Asimismo, manifestó que no pudo desarrollar su proyecto cuyo objetivo principal era regresar a Pumas a los primeros puestos.

«Desafortunadamente, no me fue posible construir un equipo acorde con las circunstancias y me habría gustado tener el tiempo para desarrollar el proyecto al que fui invitado», cerró.

Lee también   Preferencia por el América sobrepasa a la de 'Chivas'

Marioni dirigió 12 partidos en el Clausura 2019 con Pumas y dejó un balance de cuatro triunfos, 3 empates y 5 derrotas.

Organización

Dentro del club felino quieren hacer cambios que lo conviertan nuevamente en un equipo competitivo.

Sin embargo, los primeros cambios deberían ser para solidificar su estructura organizacional y evitar escenarios bochornosos como el que atraviesan con la liquidación de Marioni.