Instalado en la final gracias a su paso arrollador, el equipo felino buscará repetir el título obtenido en 1996 ante el Atlas, teniendo ahora a los Alebrijes de Oaxaca como rivales.

La posibilidad de obtener el tercer título de copa ilusiona a jugadores y afición, la cual ha llenado el Estadio Universitario para ver las últimas victorias de su equipo. A pesar del inicio problemático que tuvo en el presente torneo, los dirigidos por Ricardo Ferreti han enderezado el rumbo y ahora se disponen a disputar el título de la Copa MX, ante un rival que parece a modo.

Al respecto, el referente felino, Lucas Lobos, declaró lo siguiente sobre el rival: “Si está en la final es porque tiene méritos. Le ha ganado a equipos de primera división (…) ellos vienen bien, es un equipo fuerte con grandes individualidades. No nos vamos a confiar”:

El recuerdo del último título de Copa no trae muchas alegrías para la afición tigre, pues un par de semanas después se consumó el descenso del equipo, tras perder ante Rayados en el Clásico Regio. La historia ahora pinta distinta para Tigres, pues su desempeño ha sido contundente, suficiente para posicionarlos como favoritos en el duelo por el campeonato.

Tras el término de la fase regular, los felinos ocuparon el primer puesto, destacando las goleadas propinadas al Atlético San Luis, Correcaminos y Puebla, con marcadores de 6-1, 4-0 y 8-0, respectivamente. Ya en fase final, obtuvo su pase a semifinales al golear 6-0 al Atlante, y se instaló en la final tras vencer 3-0 a Veracruz.

Invicto en casa, con 29 goles marcados y solo dos en contra, Tigres parte como favorito para coronarse. Para esto, tendrá que superar a los Alebrijes, un joven equipo que está dispuesto a acabar con el paso arrollador de los felinos para levantar su primer título.

Lee también   Héctor Herrera convocado para enfrentar al Sevilla