El capitán de la selección mexicana, Rafael Márquez, indicó que no está arrepentido por el golpe que le dio al jugador estadounidense Cobi Jones, durante el encuentro entre México y Estados Unidos por los Octavos de Final del Mundial Corea-Japón 2002.

Esto lo aseguró el propio defensor mexicano en una entrevista ofrecida para ESPN, además comentó que dicha muestra de desesperación no hubiera cambiado nada de no haber sucedido.

“Mi acto de frustración no habría cambiado nunca el marcador si no hubiera sucedido… y no me arrepiento”.

México ganó el grupo G superando a la selección de Italia, y en la ronda de Octavos de Final se enfrentó a su clásico rival, Estados Unidos, quien terminó ganando 2-0. El resultado fue escandaloso para Márquez, quien en una jugada golpeó a Jones y fue expulsado del partido.

“Aprendí de ello. No controlarme y no ser capaz de perder es parte de mi carácter. Mi personalidad siempre ha sido muy demandante. No me gusta perder ni siquiera en las canicas. A nadie le gusta perder, especialmente contra tu máximo rival, como Estados Unidos lo era entonces. Fue una acción desafortunada”,  agregó Márquez en la entrevista.

Aunado a esto, Márquez acotó que la selección mexicana estaba consciente de la dificultad que tenía el medirse contra los Estados Unidos, lo cual se terminó haciendo realidad muy temprano en ese partido.

“Creo que antes del juego, cuando sabíamos que íbamos a jugar contra Estados Unidos, interiormente nos dimos cuenta de la dificultad de enfrentar a un oponente incómodo. Obviamente, habíamos jugado partidos en los que era difícil vencer a Estados Unidos y ellos siempre han sido nuestro gran rival”, agregó.

Lee también   ¡Explotó el Tuca! Ferretti pide que no lo molesten más con la Selección

“Desde el inicio, las cosas comenzaron a complicarse con ese gol. Después, el cambio repentino que hizo Javier Aguirre, al salir Ramón Morales por Luis Hernández, al minuto 28. Fue un sentimiento extraño. Más tarde, obviamente, todos conocemos la frustración que deje escapar casi al final del juego”, sentenció.

Rafael Márquez hará historia cuando juegue su primer partido en el Mundial Rusia 2018, tras ser el quinto Mundial que dispute en su carrera.

Fuente: ESPN.