Duramente criticado por los medios de comunicación y afición en general mediante redes sociales, Omar Bravo, delantero del Cruz Azul, hoy vive una realidad complicada y por demás incómoda, y es que normalmente un delantero es contratado para meter goles, aunque al menos por ahora, Omar es la excepción a la regla.

Bravo, recordado tristemente más por el penal fallado en el Mundial de Alemania que por sus poco más de 100 goles en Chivas, regresó al futbol mexicano para este torneo a uno de los clubes más importantes del país, el Cruz Azul. Sin embargo, pisó con la pierna izquierda cuando llegó a La Noria, pues en su primer partido de preparación falló un penal. Mal augurio…

No hubo bronca, quedó más como anécdota que como otra cosa, sin embargo, hoy, que van ocho jornadas del Clausura 2012 y dos de Copa Libertadores, en uno no jugó, cabe mencionar, el «goleador» cementero aún no ha logrado marcar un solo tanto, cuestión que al menos a la prensa y sobre todo a la afición del Azul, empieza a desesperar.

A mitad de semana el propio Enrique Meza, entrenaor de la Máquina, aceptó que a Omar le falta meter una para reencontrarse con la portería de manera definitiva, y reprochó a los medios de comunicación y hasta algún sector de la afición, que se les esté pasando la mano con las críticas hacia el jugador.

El problema es que la triste fama que acompaña a Omar, y que ni Enrique Meza podrá matizar, hoy cobra mayor relevancia, pues sus números son verdaderamente raquíticos, lamentables. Ya mejor el Chuleta Orozco anda haciéndola en grande para pesar de Bravo que ahora ni los partidos termina.

Lee también   RODEO...

En fin, sea por pasión o por morbo, lo cierto es que muchos siguen esperando el gol de Omar y chance y ya no tarde, aunque eso de que metiendo uno se vienen los demás, la verdad con él como que no aplica mucho que digamos.

Ustedes qué dicen:

¿Romperá Omar Bravo mañana Vs Monterrey su maleficio con las porterías?
Cargando ... Cargando ...