El peruano Raúl Ruidíaz anotó el gol con el que el Morelia concretó una remontada para derrotar por 2-1 al Lobos BUAP, en el arranque de la octava jornada del Clausura.

Con el triunfo, el Morelia llegó a 13 unidades y saltó, por el momento, al cuarto lugar, a dos puntos del líder América y a uno del Santos Laguna y los Pumas UNAM, segundo y tercero.

El colombiano Julian Quiñones puso adelante a los visitantes al abrir el marcador en el minuto 22, pero los locales vinieron de atrás y reaccionaron con tantos de Miguel Sansores en el 64 y del peruano Ruidíaz en el 87.

La victoria del Morelia se vio reflejada en la posesión del balón, con un 63 %, mientras que el Lobos se apuntó un bajo 27 %.

La defensa del Morelia perdió un balón en la salida, tres cuartos de cancha y Quiñones recuperó el balón y de inmediato lo abrió a la derecha para el peruano Irven Ávila, quien entró al área con el balón controlado y se lo regresó a Quiñones para que éste lo empujará con la derecha a unos pasos de la línea de meta.

La reacción del Morelia la inicio el chileno Diego Valdés, quien en tres cuartos de cancha, por la izquierda, le mandó el balón a Ruidíaz, quien disparó con potencia desde el centro, el balón no lo lo rechazó el portero Jorge Villalpando y Sansores, atento a la jugada, tomó el rebote y lo empujó con la derecha, por arriba y cruzado.

Un defensa del Morelia, adelante de media cancha, mandó el balón al área para el argentino Gastón Lezcano, quien controló el esférico y lo retrasó para el peruano Ruidíaz, que remató con la derecha para sentenciar el triunfo de su equipo.

Lee también   Édgar Méndez le da un juego distinto a Cruz Azul, dice Paco Jémez

El tanto fue el tercero del peruano en el torneo.

La derrota, quinta para el Lobos en ocho partidos, fue un duro golpe para el equipo que cayó a la decimoséptima casilla con cinco puntos de 24 posibles.

La escuadra del mexicano Rafael Puente tiene aspiraciones de mantenerse en Primera División pero necesita triunfos y puntos, ya que poco a poco se ha ido acercando a la zona de descenso en la que están Veracruz, Querétaro y Atlas.