¿Lágrimas falsas? Pues todo indica así fueron. Después de que el dueño del Club San Luis, Carlos López Chargoy, anunciara con tristeza la partida del equipo de la capital potosina por falta de apoyo económico, empresarios de San Luis Potosí, en la voz de Eduardo Kassis Chevaile, presidente de la Coparmex en dicha ciudad, declararon que sí hubo ofrecimiento de capital económico pero que este fue rechazado por López Chargoy ya que contenía cláusulas que chocaban con los intereses del dueño de los Reales.

Kasses Chevaile señaló que se le ofrecieron patrocinios por 40 millones de pesos anuales pero fueron rechazados porque incluía condiciones como mantener el equipo en la ciudad hasta el 2017, entre otras.

“Lo único que quieren es que les aportes 40 millones de pesos y le ponga la etiqueta con tu nombre, que te quedes callado, que no opines y que todas las semanas sigan amenazando que se lo van a llevar. Pusimos algún condicionamiento para hacer la aportación, uno de ellos es que hubiera certidumbre, que de aquí al 2017 se firmara un documento, se hicieran las aportaciones y no se volviera a tocar el tema de que se va”, afirmó el empresario en una entrevista publicada por el periódico CANCHA.

“Estar apoyando 40 millones de pesos al año no es cualquier cosa, entonces [buscábamos] que los empresarios tuvieran derecho de opinión, se sentaran a tomar decisiones de contratar jugadores, porque los dueños quieren que uno regale dinero a cambio de un anuncio del producto nada más. Se les pidieron a ellos [Dueños] estas cosas que se llevaran a cabo y bajo ese esquema sí había disponibilidad para hacer aportaciones económicas, creo que es justo y correcto”, añadió Kasses Chevaile.

Lee también   “Al Chelsea le hace falta un líder”: Ferdinand

Así mismo, el líder empresarial de la Asamblea Ordinaria de la Coparmex señaló que lo único que buscaban a cambio por su colaboración económica era que el equipo fuera para el estado y el pueblo, pero que ésto era algo incompatible con los intereses de los nuevos dueños ya que pensaban que el apoyo monetario sería sin cuestionamientos, como lo era cuando Televisa administraba la entidad.

“Los empresarios vieron que era un gran negocio venir a San Luis Potosí, que te dieran millones a cambio de nada y pensaron que el negocio era a través de los donativos, queremos un equipo para todo San Luis y no solo esté al servicio de un grupo empresarial, pidiendo el apoyo de los gobiernos”.