Gane o pierda el domingo, la tendrá complicada en CU
Gane o pierda el domingo, la tendrá complicada en CU

Pumas y América escenificarán el próximo domingo uno de los clásicos capitalinos más polémicos de los últimos tiempos, y es que la figura de Mario Carrillo sin duda, ha generado por sí sola, una energía muy especial en torno a un duelo que normalmente no requiere tanta publicidad ni que lo calienten con frases vacías.

Sin embargo, la presencia del hoy estratega felino justo ante el equipo que le dio sus únicas glorias sentado en una banca, será el punto más alto de la animadversión de la afición de los Pumas en contra del famoso Capello, situación que seguramente se hará sentir desde las tribunas del Olímpico Universitario.

Hoy, la pregunta que el medio futbolístico en general se hace es: ¿qué pasará con Carrillo si pierden los Pumas?

Para encarar el partido del domingo, el cual debe jugarse con los mejores hombres que se tengan contemplados, Carrillo deberá quizás dar un paso atrás y contar con jugadores de experiencia como Emanuel Villa y Martín Romagnoli entre algunos, quienes han sido claramente relegados por el estratega felino.

Desde su llegada, tal pareciera que Carrillo señaló a los refuerzos pumas como los responsables del mal paso del equipo, pero la realidad es que hasta ahora sin ellos, el equipo se mantiene igual o peor que con Del Olmo. La postura de Carrillo además podría considerarse como una crítica a su directiva que hizo un esfuerzo por traer jugadores importantes al equipo, mismos que hoy no son utilizados por el estratega que confía ciegamente en las fuerzas básicas universitarias.

Para como están las cosas con el Capello, quizás el domingo no veamos a los Pikolines en la cancha, o a toda la defensa titular de los Pumas ante el América, y es que después del 5-0 ante Tigres del sábado pasado, cualquiera pensaría, de acuerdo con lo que ha mostrado Carrillo, que los nuevos culpables son ellos.

Lee también   “No pediré refuerzos en enero”: Mourinho

En fin ya se verá, por lo pronto la hora de la verdad se acerca para Carrillo, una derrota ante el América sería la hecatombe con una afición que se siente dolida, traicionada y hasta burlada con la presencia de un entrenador que el próximo domingo seguramente se mostrará indiferente ante el club de Coapa pero que puede estar seguro, desde las gradas del Olímpico, le estarán recordando uno y cada uno de sus momentos con los de amarillo.

Lo peor para Mario es que quizás ni el triunfo, en caso de darse, cambie el entorno que hoy lo tiene señalado por la afición universitaria ¿o sí?