Fue a finales de la década de los 90 cuando el Deportivo Toluca inició una era gloriosa para el club, ganando 7 títulos de liga en los últimos 14 años. Nombres como los de José Cardozo, Carlos María Morales, Vicente Sánchez, Sinha, Enrique Alfaro, Israel López y Paulo Da silva son recordados por haber sido parte del éxito del diablo en la reciente era, sin embargo esa escuadra implacable en la ofensiva y eficiente a la hora de defender partía siempre de la presencia de Hernán Cristante en el arco toluqueño.

Dueño absoluto de la portería roja por màs de 10 años, Cristante se consolidò como el ídolo de la afición mexiquense y el emblema de los Diablos Rojos, pasaba el tiempo y con ello jugadores y técnicos pero el argentino se mantenía como guardián y líder del equipo.

Surgido de Gimnasia y Esgrima de la Plata, el internacional argentino en la Copa América Ecuador 1993 fue factor determinante para la coronación escarlata. Cómo olvidar la atajada del penal decisivo a Gerardo Estrada del Atlas en la final del Verano 1999, o en el clausura 2008 cuando deja a Cruz Azul sin el ansiado título desviando el tiro de Alejandro Vela.

Un histórico del fútbol mexicano dice adiós a las canchas tras una carrera brillante, llena de títulos nacionales e internacionales. El aquero que ostenta el récord con mayor número de minutos sin recibir gol en la liga mexicana (772) sin duda el mejor guardameta en la historia del Toluca se va tras jugar la campaña anterior en la Liga de Ascenso con los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara.

Lee también   Desafortunado protagonista

POR: Miguel Guadarrama