Tras los hechos ocurridos en la madrugada del domingo, en los que, dos jugadores del Necaxa agredieron físicamente a un joven a las afueras de un bar ubicado al norte de la ciudad de Aguascalientes, la directiva del cuadro hidrocálido ha fijado su postura de separar de manera indefinida a Gorocito y Molina, hasta que la situación jurídica sea totalmente esclarecida, de la misma manera se destaca que los jugadores permanecen en las instalaciones del CERESO y que podrían hacerse acreedores a sanciones de hasta 8 años de prisión. El joven ya fue intervenido quirúrgicamente aunque permanece en coma tras las fracturas sufridas en el cráneo.

Las reacciones en la ciudad no se han dejado esperar, una ciudad en la que impera la tranquilidad esta volcada en su mayoría en repudio al equipo y en especial a los jugadores del Necaxa, club que no termina de cuajar un proyecto, ni lograr identidad en el estado céntrico de la república, sumado a esta situación están las palabras del director técnico quién comentó que no es la nana de los jugadores para cuidarlos en todo momento. Sin duda un momento muy complicado para los Rayos quiénes no logran el ascenso y pierden credibilidad y adeptos en una ciudad que desde su llegada no los ha acogido de la mejor manera.neca

Lee también   Pumas vs Chivas Minuto a Minuto