Sorpresiva e incomprensible fue la noticia que nos llegó a todos este mediodía sobre la partida de Sergio Bueno. Si bien el estratega mexicano no tiene la mejor reputación por su pasado en el fútbol mexicano, el arranque con los Gallos Blancos fue mucho mejor de lo que muchos esperaban, a pesar de haber perdido los últimos dos encuentros ante Tigres y América.

Pero Bueno alega que ya veía venir una situación de ese estilo, más que nada gracias a la «experiencia» que le han dado los años en el rubro.

«Sin ninguna duda, yo ya sabía de ese tipo de especulaciones. Para mí eso de preparar un plan B o C cuando habíamos tenido un buen arranque como que no es para hacer un cambio porque tuvimos problemas migratorios que provocaron que los extranjeros dejaran de entrenar por salir del país y así llegamos con dos de los rivales más pesados y se aprovecha la coyuntura», afirmó el ya ex entrenador de Querétaro.

Sergio asegura que la causa de su cese, con la cual no concuerda, fue por la llegada de un nuevo socio con nuevos asesores, en la figura de Jorge Campos y Claudio Suárez.

«No estoy de acuerdo, pero llegó un nuevo socio y hace pensar que con dinero invertido, con otro tipo de asesores te da la oportunidad de tomar este tipo de situaciones y aprovecharon el último resultado, aunque tuvimos un buen funcionamiento y no creo que haya sido el momento idóneo para hacer un cambio porque creemos que el equipo está para muchas más cosas y librar el descenso conmigo o sin mí», puntualizó Bueno.

Lee también   Jorge Campos criticó el número de extranjeros que juegan en la Liga MX