Al inicio de la campaña muchos éramos los incrédulos y extrañados por los nombramientos de Sergio Bueno al frente de la máquina celeste de la Cruz Azul e Ignacio Ambriz de las águilas del América, ninguno contaba con cartel para estar en dichas escuadras y su estilo de juego no encajaba ni de cerca con las necesidades que esas camisetas representan, la búsqueda imperiosa de un título por un lado y mantener el buen paso de los últimos años del otro. Bueno, fiel a su apellido hizo efectivas las apuestas de que no terminaba ni de cerca el torneo (aunque duró, o lo aguantaron, más de lo esperado), Cruz Azul marcha en la posición número 16 de 18 con mas del 50% de sus partidos perdidos y, reafirmando ser el hazme reír de la liga y tirando así, otros seis meses en la búsqueda de terminar con la sequía que los aqueja desde hace 18 años.

Ambriz por su parte ha tenido un torneo digno de la Liga Mexicana, inicio su andar en el banquillo azul crema con una pésima pretemporada y alargó la racha hasta el inicio de torneo, mismo en el que no ganó hasta su cuarto partido, y de «ahí pal real», pensaron algunos, después de la seguidilla de buenos resultados y actuaciones rescatables de atacantes y defensiva en general ya que, anotaban y no recibían gol ni en liga ni en Concachampions; indisciplina, «errores arbitrales» y más indisciplina, han hecho a últimas fechas que el América caiga en un bache del que Tigres, Chivas y ahora León, han sacado provecho; se viene Jaguares en casa, para «Nacho» y es el  momento dónde tendrá que sacar las papas del fuego para sosegar este mal paso y comprar más oxígeno a un proceso, que si bien no inició con la química deseada entre afición y cuerpo técnico, ha quedado demostrado que con carro completo el equipo puede ser efectivo, pese a las bajas de juego de Quintero, la inconsistencia de Oribe, y los destellos de Sambueza y Andrade.

Lee también   El PSG estudia fichar a Gianluigi Buffon

Cayó una de las cabezas más deseadas del Apertura, veremos quién es el guapo que se echa ese trompo a la uña y estaremos siguiendo con lupa al América de Ambriz, que sin duda sigue siendo una incógnita el real alcance de la propuesta futbolística de «Nacho» con las águilas.sergio bueno