La empatía entre su persona y la grada, a pesar de haberles dado un campeonato hace un par de años, no es la mejor en estos momentos. Y es que los decepcionantes resultados que Tigres ha cosechado en el último mes, incluyendo una eliminación ante Rayados en el último minuto por la Copa MX, han puesto la soga en el cuello de brasileño como nunca antes había sucedido en su estancia felina.

Sin embargo, el estratega universitario se muestra tranquilo sobre su futuro y, sobre todo, sus decisiones. Cabe recalcar que, en 23 años de carrera como entrenador, Ferretti jamás ha sido despedido por un equipo en pleno torneo.

“Yo no necesito un voto de confianza, yo no necesito ser respaldado (por los jugadores); si yo tuviera miedo de ser despedido no me metería en esta profesión, tengo confianza en mí», señaló el Tuca.

“El miedo de ser despedido o sentir más presión de la que hay en el puesto de entrenador, yo lo sentí esto a lo mejor cuando tenía apenas 10 años de entrenador, tengo 23, tengo 48 años haciendo futbol”.

Lee también   Puebla anunció al argentino Cristian Menéndez