En el Estadio Jalisco hubo concierto de fallas defensivas, ofensivas y de todo tipo; lo que no hubo, ni por equivocación, fueron goles. Leones Negros y Correcaminos no se hacen daño.

Por más que lo intentaron, voluntariamente o no, todos los intentos terminaban en un error lamentable, en la defensa o en el ataque, para ambos equipos. Si no era el delantero tamaulipeco que volaba su balón frente al marco, era Cristante que regalaba un balón (mismo que el delantero no aprovechó), o el defensa visitante que salía mal y provocaba una opción para los locales o la ofensiva de la UdG que no sabía cómo llegar a la portería de los blancos sin perder el balón en el camino. Todo lo que intentaban terminaba con el balón por fuera. Así se les fue el partido, entre errores numerosos, pocos aciertos y mucha imprecisión.

Con esta insípida igualada, Leones Negros llegó a 12 puntos y se colocó octavo general; por su parte, Correcaminos alcanzó las 10 unidades y sube al décimo segundo peldaño.

Lee también   Este sería uno de los experimentados refuerzos del 'Tri' para Tokio 2020