Los grandes del futbol mexicano se miden en el Omnilife
Los grandes del futbol mexicano se miden en el Omnilife

El domingo es día de clásico de clásicos en nuestro país, el juego más importante del torneo para Chivas y Águilas y que enfrentará a dos equipos que andan bien, uno enrachado, el Rebaño Sagrado, y otro que aunque no ha vivido sus mejores momentos en las últimas fechas puede explotar en cualquier instante ante el rival odiado deportivamente hablando.

Hablar del América y del Guadalajara es hablar de los dos equipos que le dan sentido al futbol mexicano. La rivalidad nace por allá de finales de la década de los 50’s, cuando el entrenador de los capitalinos en ese entonces, don Fernando Marcos, se burló del Guadalajara tras atizarles un 0-2 en su estadio. Cabe mencionar que el primer enfrentamiento que se registra en la historia de la Primera División entre Guadalajara y América se remonta al primero de agosto de 1943 cuando en el torneo de Copa México 1942-43, las Chivas derrotaron 1-0 a los llamados Cremas.

Para finales de los años cincuenta, el América había vencido a los tres equipos de la ciudad de Guadalajara, Oro, Atlas y Chivas, por el mismo marcador por lo que el entrenador crema sugirió que la clave para marcar del DF a Guadalajara había cambiado a 2-0-2-0-2-0, cuestión que no sentó nada bien en los jugadores rojiblancos que meses más adelante tuvieron su gran revancha 0-2 en Ciudad Universitaria, en un partido que generó polémica total, que fue el tapabocas para los americanistas que ya auguraban otro triunfo fácil sobre los tapatíos y donde se gestó lo que hoy se conoce como el clásico de clásicos del futbol mexicano.

América y Chivas disputando un clásico en C.U.
América y Chivas disputando un clásico en C.U.

LA DEL TIGRE:

Una de las anécdotas más recordadas por la afición Chiva previo a cada clásico que enfrentan, es aquella del Tigre Sepúlveda que encendió la chispa entre ambos equipos y que fortaleció totalmente el sentido del clásico nacional.

La rivalidad ya existía y este fue uno de los detonantes de la pasión extrema entre aficiones y jugadores en ese entonces. Fue en la final del Campeón de Campeones de 1964, Chivas ganada 2-0 al América, Sepúlveda se fue expulsado del partido, pero antes de abandonar la cancha se quitó la camiseta para ponerla en el suelo frente a la banca de los cremas y les dijo «con esta tienen».

De ahí en adelante el clásico creció como la espuma. La rivalidad era total e incluso resaltaba el sentimiento de competencia entre ciudades, el Distrito Federal representado por el América y la ciudad de Guadalajara, una de las más importantes del país representada por sus Chivas Rayadas.

El clásico también representa el choque de clases y es que en su momento, cuando Emilio Azcárraga tomó las riendas del América, decidió hacerlo el malo de la película. El equipo millonario con jugadores extranjeros de primera clase que contrastaba con la filosofía del Guadalajara, un equipo nacionalista 100 por ciento y con una afición que creció de manera impresionante por todo el país. Esa fue una de las aportaciones más importantes del magnate televisivo, pues cabe recordar que el América nació del pueblo y para el pueblo y fue hasta que Emilio Azcárraga intervino en el futbol que el perfil del equipo cambió al de millonario y poderoso.

La rivalidad creció tanto que se transformó en pasión total desatando algunas broncas históricas más adelante y es que tras esos capítulos que generaron el clásico nacional, la batalla llegó incluso a los puños.

La más recordada es aquella de la semifinal 1982-1983 cuando el América rompió récord de puntos (hizo 61 cuando los triunfos otorgaban 2 unidades) y parecía se enfilaba a un título seguro. Pero en la semifinal se encontró a las Chivas de Alberto Guerra a las que derrotaron incluso en el juego de ida en el Jalisco por 1-2. Todo estaba listo para rematarlos en el Azteca pero no fue así. Una expulsión de Norberto Outes a los 25 minutos fue determinante en un partido en el que Edgardo Codesal, árbitro de ese encuentro, fue superado totalmente por el entorno del juego más pasional de todos.

BRONCA SEMIFINAL 1983:

LA OTRA GRAN BRONCA EN 1986 EN EL AZTECA:

Los candentes ánimos entre americanistas y rojiblancos revivían siempre que se volvían a ver las caras. Algunos de ellos ya se habían trompeado años antes y cualquier pretexto era bueno para revivir broncas pasadas. El nuevo zafarrancho se dio el 17 de agosto de 1996, cuando Hermosillo y Quirarte iniciaron la trifulca tras haberse ido expulsados del encuentro. El juego, que marcó el adiós del silbante Antonio R. Márquez, terminó con una histórica decisión: todos los jugadores fueron expulsados, el partido se suspendió y se reanudó días después ante estadio vacío. Hermosillo se fue 12 juegos suspendido, Quirarte y Tena solo cuatro.

REVANCHA EN LA ÚNICA FINAL:

Un año después de la derrota en la semifinal de 1983 y bajo la promesa de revancha lanzada por el plantel americanista al Rebaño Sagrado, las Águilas lograron el título del torneo 1983-84 venciendo justamente al Guadalajara en la que ha sido la única final de campeonato de liga que han disputado los dos grandes del futbol mexicano.

Lee también   Aguirre y la historia de cuando Italia se burló de México en el Mundial de 2002

América venía de empatar 2-2 el primer partido, así que para la vuelta nada estaba escrito. La cosa empezó mal para las Águilas con la expulsión tempranera de Armando Manzo, pero el equipo de Coapa se levantó cual gigante en una final histórica donde Héctor Miguel Zelada atajó un penal a Eduardo Cisneros que hubiese significado el 0-1 ya con uno menos los capitalinos. Al final con una actuación fenomenal de Daniel Alberto Brailovsky, los americanistas se impusieron por 3-1 a las Chivas cobrándose la eliminación del año anterior en semifinales. Lalo Bacas, Alfredo Tena y Javier Aguirre anotaron para las Águilas, Quirarte hizo el del honor para las Chivas.

EL PARTIDO COMPLETO:

Aunque esa ha sido la única final entre ambos, la realidad es que han brindado juegos históricos que pueden entrar en un círculo de partidos inolvidables.

Cómo olvidar el 5-0 que las Chivas le propinaron al América de Ricardo La Volpe en 1996 con dos goles del Gaby García, Ramón Ramírez, Sergio Pacheco y uno más del Tilón Chávez, o aquel 3-4 de los de Coapa cuando eran dirigidos por Beenhakker y en donde se graduó Cuauhtémoc Blanco y Biyik regaló uno de los mejores goles de los clásicos, e inolvidable aún más, aquella rabona de Edú en las semifinales del torneo 1990-91 en el Azteca con el que eliminaron a las Chivas con global de 5-0.

CHIVAS 3-4 AMÉRICA TEMPORADA 1994-95:

CHIVAS 5-0 AMÉRICA INVIERNO 1996:

GOL DE TONINHO A PASE DE EDÚ

HISTORIAL AMÉRICA-CHIVAS:

América y Chivas se han enfrentado en total y tomando en cuenta todos los torneos avalados por la FMF y otros de carácter oficial como Torneo de Campeones de Concacaf, Pre Libertadores y Libertadores, en 212 ocasiones, con un saldo total de 75 triunfos americanistas por 70 del Guadalajara y 67 empates.

En lo que respecta a Liga únicamente, Chivas tiene una clara ventaja sobre las Águilas con un saldo de 54 triunfos por 39 del América y 47 empates en 140 partidos.

En Liguillas la balanza se inclina claramente en favor de los azulcrema pues en 20 partidos de fase final han ganado 13, perdido cuatro y empatado solo en tres ocasiones.

RECIENTES VICTORIAS ENTRE AMBOS:

El último triunfo rojiblanco sobre el América se dio justamente la temporada pasada en actividad de la jornada 12 del torneo Apertura. Las Chivas se impusieron 1-3 en el Azteca con tantos de Marco Fabián y dos de Rafa Márquez Lugo, mientras que Juan Carlos Negrito Medina había descontado para las Águilas.

Por su parte, los de Coapa vencieron a las Chivas el 9 de abril del 2012 en actividad de la jornada 14 del torneo Clausura por 0-1 en el Omnilife con anotación de Paul Aguilar.

¿CÓMO LLEGAN?

Chivas con nueve partidos sin conocer la derrota. Cierto es que no ganan mucho pero el equipo ha mantenido su paso invicto desde la jornada dos cuando perdió en Torreó ante el Santos. Los tapatíos han empatado siete partidos, ganado solamente tres pero vienen jugando mejor en las últimas jornadas. Ubicados en el puesto número once con 16 unidades, el Rebaño se juega en el clásico su regreso a la zona de clasificación pues se encuentra un punto abajo del Querétaro que es octavo general.

Las Águilas por su parte se encuentran en tercer lugar general con un mejor torneo que los rojiblancos pero en el que a últimas fechas han perdido algo de gas dejando ir puntos importantes como los que restaron en la pasada jornada ante el San Luis, colero general, y con quien apenas empataron 1-1 en el Azteca.

América ha ganado seis partidos, tiene dos derrotas y tres empates para un total de 21 puntos y de ganar el clásico podría ponerse segundo siempre y cuando Atlas no gane su partido de este fin ante el Cruz Azul.

PRONÓSTICO:

Queda claro que en un clásico las estadísticas no cuentan. América luce favorito sobre Chivas en el papel, pero el momento en el que llegan ambos equipos sugiere un empate que por cierto, a ninguno de los dos ayudaría mucho, de ahí que se espera una postura ofensiva y agresiva que nos brinde un clásico toda pasión.

PERO DECIDAN USTEDES:

¿Cómo finalizará este partido?

Ver resultados

Cargando ... Cargando ...