Uriel Antuna, el gran culpable ante Cruz Azul para la afición

Uriel Antuna terminó el partido de Chivas ante Cruz Azul en medio de lágrimas y arrepentimiento por las oportunidades que no sentenció frente a Jesús Corona. Con una grada enardecida y las redes sociales explotando, Luis Fernando Tena salió al rescate del jugador que fue uno de los flamantes fichajes del invierno.

Foto vía Twitter

“Es normal, él quiere corresponder a la confianza de la directiva, a la afición, pero deja todo en la cancha, en entrenamientos y partidos, al final la gente le chifla y se siente mal, pero siguió insistiendo y al final tuvo una más, estoy seguro que va acabar siendo un ídolo de la afición, tiene condiciones de gran futbolista”, dijo en conferencia de prensa el entrenador rojiblanco.

La presión está haciendo mella sobre el delantero, que no termina de pagar con creces la expectativa generada a su alrededor. “Hablando con él, alentándolo y manteniéndolo en la alineación, va jugar porque es un gran jugador, tuvo tantas opciones por algo, porque sabe llegar a dónde es, tuvo mala suerte, la próxima las va meter, pero es un gran jugador, está apenado, deprimido, pero lo apoyo y el próximo partido va a estar desde el inicio”, añadió Tena.

En su actuación más reciente, los aficionados le reclamaron haber tenido por lo menos tres ocasiones claras frente al arco contrario y que al no convertirlas, terminaron en derrota 1-2 en la disputa de la sexta jornada del Clausura en el estadio Akron. Luego del pitazo final se observó cómo el jugador agachó la cabeza y pidió perdón ante el público presente que lo abucheó.

Lee también   Ángel Reyna no será suspendido por hacer señas obscenas