Los Tiburones de Veracruz del entrenador Guillermo Vázquez, visitarán al Necaxa en su debut en el Clausura 2018, un torneo en el que empiezan con todo en contra en la lucha por evitar el descenso.

Los «escualos» de Vázquez suman 88 puntos en los 85 partidos de los últimos cinco campeonatos de liga que junto al Clausura 2018 serán tomados en cuenta para decidir el equipo que bajará en abril a la división de Ascenso.

Comienzan los Tiburones con ocho puntos menos que el Querétaro, con 96, con el que echarán un pulso a muerte en una disputa que podría salpicar a Atlas (101), Puebla (104), Santos Laguna (104) y Lobos Buap, con 24 en su único torneo desde que ascendió.

«Estamos conscientes de dónde estamos parados, la desventaja con la que arrancamos y aun así estamos aquí dando la cara, nos vaya bien o nos vaya mal. El equipo debe jalar para el mismo lado», dijo Vázquez poco antes de llegar a Aguascalientes donde a partir de hoy el cuadro se jugará la suerte.

Anoche, en el arranque del campeonato, el Puebla derrotó 2-1 al campeón Tigres y tomó aire puro en su afán de alejarse de los dos principales candidatos a bajar al llegar a 104 unidades, las mismas del Santos Laguna que tiene un partido por jugar y tres encima del Atlas, perdedor 1-2 en casa ante León.

Si bien hoy la atención estará centrada en el inicio de una nueva era para el Cruz Azul con el entrenador portugués Pedro Caixinha y en el debut del Monterrey, el mejor equipo de los dos últimos años pero que ha perdido los partidos decisivos, el duelo Necaxa-Veracruz estará rodeado de expectativas.

Lee también   Héctor Moreno no jugará ante Panamá

Veracruz concluyó en el penúltimo lugar en el pasado Apertura y así complicó su situación, luego de un torneo en el que mostró la segunda ofensiva más débil y la segunda peor defensa.

Fortalecer la zaga y aumentar la potencia del ataque son pendientes para Vázquez, obligado a jugar casi perfecto en su estadio y sacar todos los puntos que pueda a partir de hoy en calidad de visitante, sobre todo cuando juegue en la quinta fecha ante Querétaro, el próximo 3 de febrero.

Guillermo Vázquez es el elegido para intentar salvar al Veracruz del descenso

Aunque parece salvado porque ocupa el duodécimo lugar de la tabla de cocientes con seis rivales debajo, Lobos Buap debe sumar puntos porque al jugar apenas su segundo torneo en Primera división, su porcentaje de ganados y perdidos es volátil y si entra en una mala racha complicará la situación.

A pesar de su difícil panorama, en Veracruz solo se reforzó con los centrocampistas Alan Santos, brasileño y Carlos Esquivel, y con esa desventaja deberá hilvanar una racha ganadora y esperar por una caída del Querétaro que sí se fortaleció bien con el delantero chileno Edson Puch y los defensas Miguel Samudio, paraguayo, y Diego Novaretti, argentino.