El jugador del Necaxa, Brian Fernández, protagonizo un hecho lamentable con la afición de Monterrey al término del partido entre ambos conjuntos al responder los insultos recibidos por los fanáticos rayados.

Fernández salió expulsado al minuto 81 del encuentro, con el partido ya empatado a dos goles, y, al momento de retirarse a los camerinos, recibió insultos por parte de la afición contraria que respondió junto con escupitajos.


El accionar del delantero argentino no se quedó ahí ya que devolvió un objeto que, desde la tribuna, le habían lanzado.

El jugador fue alejado del sitio por su compañero de equipo Yosgart Gutiérrez.

De momento aún no se conoce si el jugador será sancionado por sus actos contra la afición del Monterrey y si por eso se podría perder la Liguilla.

 

Fuente: Univisión

Lee también   América: ¿Cuánto dinero recibirá este semestre?