"Ya párenle, ¿no?"
"Ya párenle, ¿no?"
En un jalón de orejas a la prensa inglesa, y de paso a los que nos subimos al tren, el representante de Mario Balotelli, Mino Raiola, ha salido a defender al jugador de las constantes críticas y mentiras que se escriben sobre él con respecto a su vida privada. La gota que derramó el vaso y causó su molestia fue la información referente a que lo corrieron de su casa.

El propio Raiola precisa que efectivamente Balotelli ya no vivirá en la casa del «incendio», pero aclara que no se debe a que lo hayan corrido sino a una cancelación del contrato de renta por «razones legales». Una vez dicho esto, el representante le pide a los medios ingleses mesura en lo que publican, así como evitar «tonterías» que pongan en entredicho la vida privada de Mario.

De plano andaba tan enojado que no se aguantó las ganas y le mandó el siguiente mensaje a los periódicos ingleses, especialmente a The Mirror: «sirven sólo para limpiar los vidrios del automóvil».

Lee también   Con fantástico gol de Balotelli